Ríos, Ana María

“Situada en este punto de un universo lejano, soy quien soy y hago lo que hago para que el universal equilibro del que soy parte no pierda su equilibrio” Antonio Porchia

Los artistas lo amamos y comprendemos, porque también podemos transitar espacios internos y hacerlos visibles. A esto se les dio varios nombres. Sin embargo es un profundo sentido de misión desde una elección libre de como vivir la propia vida.

El artista jamás se pregunta “¿Porqué lo hago? Simplemente lo hace. Me siento feliz cuando trabajo. Mis niveles de exigencia son cada vez más altos. Esto es mi disciplina.

Me sustenta la certeza de entregar Amor en cada obra y que ellas sigan su camino comunicándolo. Cambio de tema cuando cambia mi sentido de visión, de percepción, según mi mandato interno. Con ello cambian mi paleta, mis técnicas y mis espacios e investigaciones pictóricas, renovándolas, diciéndome que aprendo algo inédito pero que también lleva mi esencia. Para mí, aprender es crecer. Acepto pocas sugerencias, especialmente aquellas que quisieran ponerme en un nicho cómodo y previsible. Aún así, escucho todo. Todos somos perfectibles y jamás perfectos.
Pinto con mis propias alas, y para poder seguir agradecida con la vida.

Serie KIMONOS
Serie AMOR VEGETAL