Topazio, Mónica

Home » Topazio, Mónica

«Mi labor artística se desarrolla entre la escultura, la pintura y la docencia. Las esculturas y las pinturas son manifestaciones artísticas que conjugan un sentido textual, una impresión visual que pretende conmover; manifestaciones de curiosidad y juego creativo.

Mis obras quieren “decir algo”, no renuncio a la comunicación de pensamientos o emociones a través de la forma y el color; la forma y el color unidos y combinados para provocar en el espectador un diálogo. ¿Este será breve, será largo? En la medida que se produzca alguno, me doy por satisfecha.

El juego creativo y la curiosidad corren por cuenta de la casa, sin desmedro de lo que los observadores puedan aportar al encuentro con mis imágenes. Estas fueron realizadas con la picardía de los extremos de la vida, la niñez y la vejez, digo esto, porque en este momento puedo sentirme cerca de ambas experiencias con cierta conciencia. Niña para la creación siempre me sentí, ahora le sumo algo de vieja, que nutro con crema humectante.

La docencia es una actividad nutritiva en muchos sentidos, casi todos los que pueda nombrar. Espero que mis alumnos aprendan una labor expresiva y técnica mientras se van descubriendo a sí mismos y a mí en sus intereses y se van fortaleciendo sus flaquezas.

Con estas palabras reúno una síntesis fiel y concisa de mi actividad en el arte, no me queda más que invitarlos a ver mis obras y desearles feliz viaje.«

El libro de las Mutaciones, I Ching: La serie de pinturas que reúno bajo el nombre de Comentario pictórico al Libro de las Mutaciones I Ching son imágenes que se inspiran en la lectura de cada uno de los 64 hexagramas que componen el libro y sus respectivos cambios.

Para quien no haya tenido noticias del I Ching, esta serie de pinturas pueden parecerles una arbitraria curiosidad en la que pasear su mirada, pueden despertar interés en la lectura del Libro pueden generar la adopción o el rechazo de las viñetas.

Para quien haya tenido conocimiento del libro y lo recuerde como un oráculo a consultar cuyas sentencias pueden dejarlo aún más ignorante a la solución de su incógnita, estás imágenes pueden despertar ecos de su lectura y porqué no, retomar un interés olvidado.

Para quien ostente un profundo conocimiento del sentido de las recomendaciones del I Ching, le sugiero que se acerque a las obras comprensivamente. Ellas nacieron del ensueño, la incomprensión, la duda, el humor y alguna perspicacia propia de mi imaginación exuberante. Fue a propósito de la lectura que la práctica de la pintura se vio enriquecida, conducida por caminos insospechados y desafiada a la búsqueda de soluciones formales.

Estas soluciones responden a las preguntas siguientes: ¿qué imagen me sugiere lo que leo?, ¿estoy siendo fiel al sentido del texto?, en la medida de su oscuridad ¿puedo apelar al texto liso y llano?, ¿esta humorada será entendida como tal?

Preguntas, respuestas, lecturas, alucinaciones, el ámbito de la palabra que me he tomado el trabajo de profanar con mis pinturas. La intensión ha sido conmover, sacudir, “agitar” la sensibilidad como gustan decir las juventudes.….