Spertino, Raúl

Home » Spertino, Raúl

«El arte ha recorrido mi vida desde siempre. A edad temprana incursioné en la pintura, tomando clases con Latiffe Whebe, quien fue la primera de muchos referentes que enriquecieron mi carrera.

Encontré en la acuarela la forma de expresión con la que más me identifico, y en los últimos años me aboqué a perfeccionar la técnica, en busca de depurar el estilo y encaminarme hacia la abstracción, que siento, añade una capa más profunda de significación a lo que pinto.

La transparencia y la delicadeza del material conviven con la intensidad y el contraste, creando un lenguaje íntimo y personal. Me gusta su sutileza, que trasluce trazos, y cómo los colores se “calman” al secarse y pareciera que todo se apacigua.
Mis obras reflejan una fuerte impronta de tranquilidad de pueblo, de esa atmósfera de añoranza y calidez característica de los lugareños.
Con frecuencia salgo en busca de paisajes, rincones, pequeños espacios sugerentes que me atraen, y los fotografío. Luego, interpreto esas imágenes en mis obras, dándoles mi propia impronta, dejando que el clima y las sensaciones percibidas se traduzcan en formas y colores sobre el papel.
No me interesa ser un transgresor, sino llegar al observador desde lo sensible, por medio de un lenguaje depurado, simple y sereno. Puede que nunca me vaya de mi tierra, pero Imagino a cada una de mis obras como un ave, capaz de cruzar fronteras.«

Acuarelista, nacido en Río Cuarto, provincia de Córdoba, Argentina. Desde la infancia su vida estuvo relacionada con el arte.Comenzó con óleo, luego, en su época de estudiante en la ciudad de Córdoba, incursionó en trabajos geométricos y pop bajo la influencia del gran artista de los ’70, Jorge de la Vega.

Progresivamente fue forjando una mirada creativa y personal que hoy es testigo de la madurez y el sello propio lo caracteriza.

Estudió o mantuvo intercambios dialécticos que lo marcaron, con Carlos Zupan, acuarelista, en la niñez; Latiffe Wehbe, pintora y profesora de arte en la adolescencia; Mario Mauriño, reconocido caricaturista, en la adultez; Rive Fishman, artista plástica y profesora de Bellas Artes y Marcelo Babini, gran acuarelista cordobés quien lo guió en los últimos años.

En los últimos años se abocó a generar obra con intensidad, determinado a pulir su destreza y mejorar técnicamente de forma autodidacta y encontró en la acuarela el medio definitivo desde el cual plasmar su paisaje interno con autenticidad.

En la actualidad produce de forma permanente y proyecta expandir su obra por fuera del ámbito local.